viernes, 6 de junio de 2008

En voz baja*

En familias convencionales, como a la que pertenezco, las historias anormales de sus miembros anormales se cuentan en un tono de voz más bajo que el acostumbrado, de partida sus protagonistas no son los típicos invitados a las reuniones y se les ve sólo en aquellos eventos donde no se invita, ejemplo: los funerales. Por casualidad escuché esta historia, la historia del Tío Roberto.
Roberto era el hermano mayor de mi abuela, él era un “tiro al aire”, era muy guapo y por ende, solicitado por las chicas a las que no tomaba en serio “las quería a todas y a ninguna”. Roberto tenía un grupo de amigos similares a él, es decir sin mucho que hacer durante el día y ocupados con uno que otro fraude de poca monta.
Durante el invierno de 1938, Roberto conoció a una joven muy hermosa, llamada Noelia. Noelia era nueva en el barrio, las malas lenguas decían que era una joven alocada, pero la belleza de Noelia la convertía en el sueño de todos los hombres, Roberto ignoró los rumores a cerca de la personalidad de Noelia y como recién llegada al barrio nadie podía decir a ciencia cierta algo de ella que no fueran lejanos rumores sin dueño conocido. Extrañamente Roberto le pidió a Noelia que fuera su novia y a partir de ese momento Roberto comenzó a sentar cabeza: consiguió un trabajo y sus horas se repartían entre el trabajo, Noelia y sus amigos, dejándoles a estos últimos muy poco tiempo. Los amigos de Roberto estaban sorprendidos por el cambio de actitud de su amigo, él ya no participaba en sus fiestas, reuniones ni en las noches de pool, situación que les molestaba bastante.
Durante la fiesta de la primavera, Roberto y Noelia fueron a un baile organizado en el centro comunitario de su barrio donde se encontraron con los amigos de Roberto; bailaron y compartieron con el grupo. Roberto dejó a su novia junto a sus amigos y fue a buscar ponche para ambos, cuando Roberto volvió, su novia estaba bailando con uno de sus amigos, Roberto esperó que el baile terminara cuando otro amigo le avisó que estaban golpeando a uno de los miembros del grupo afuera. Roberto salió pero no encontró pelea ni rastros de ella sin embargo al regresar , encontró a su novia besando a su amigo. Roberto hizo “Tripas corazón” e ignoró la situación fingiendo no ver, por su parte la pareja al ver que Roberto llegó, disimuló y dejaron de bailar. Roberto recibió a Noelia muy alegre y conversó amenamente con su traidor amigo, tanto así que los invito a ambos a almorzar al día siguiente en su casa, la pareja aceptó algo incómoda pero con el fin de disimular, fingieron agrado y ambos asintieron.
Al día siguiente, al llegar los comensales, Roberto los atendió con mucho esmero, la casa entera estaba envuelta con un exquisito olor a “Conejo al vino blanco”, la mesa estaba dispuesta hermosamente. Roberto se ubicó en la cabecera, su novia al lado derecho y su amigo al lado izquierdo. Al terminar de comer, ambos invitados llenaron de elogios la rica receta de Roberto,
“Lo estuve sazonando toda la noche”, les señaló Roberto acariciándose las manos.
Roberto comenzó a recoger los platos, no dejando que Noelia le ayudara, les ofreció postre y café dirigiéndose a la cocina. Roberto regresó súbitamente con un paquete de papel de diario que arrojó sobre la mesa, los invitados lo miraron sorprendidos.
“Así que les gustó la receta del conejito al vino blanco” les dijo
“Pues aquí tienen su postrecito, par de traidores”.
Noelia abrió el paquete y comenzó a gritar desesperada, dejando ver en el interior la cabeza de un gato totalmente ensangrentada. Por su parte el amigo comenzó a vomitar sobre la mesa y posteriormente huyó tras Noelia que estalló en llanto y se retiró. Aquel felino, era el gato angora que Roberto le había regalado a Noelia, que ella adoraba y como símbolo del sincero amor que Roberto le tenía a Noelia, lo descuartizó y cocinó a los hipócritas.

Conejo al Vino Blanco
Ingredientes :

1 conejo troceado

3 dientes de ajo

Una hebras de azafrán

Un puñadito de almendras

Perejil picado

Vino blanco

Media pastilla de caldo de carne

Aceite y sal


Receta :

1- Salamos en conejo y lo ponemos con aceite a freir

2- Hacemos mientras la picada por este orden: Ponemos sal en el mortero, machacamos los ajos, las hebras de azafran, las almendras, la pastilla de caldo y el perejil.

3- Le añadimos agua y vino, más o menos la misma cantidad, y removemos.

4-Cuando el conejo esté frito, le añadimos la picada y dejamos reducir, dejando que nos quede un poco de salsa, si es necesario se añade más vino o más agua.
* Esto es antiguo, lo colocó pues me sienta bien hoy
* Es ficción

10 comentarios:

Shoegazer dijo...

wow, esa si es una venganza.... analizaré realizar alguna muestra de desprecio de ese tipo ante algun futuro termino de relación jeje

Saludos

Don Preto dijo...

Estaba tan pasado a conejo al vino blanco que ni se sintió el olor del gato muerto. Aunque sigo pensando que el gato no tenía la culpa...

yafi yofer dijo...

Me quedo con el pato asado jajaja.

Zaludoz.

| - eaM* dijo...

El sabor de la venganza...
En mi familia también hay historias que se cuentan en claves. Un día develaré algunas en mi cuchitril.

Un abrazo, Mae.-

Julieta Urbana dijo...

Jojojojo, nooo prefiero las peleas con sables.

Saludos.

Arquitextista dijo...

Pues bien que narra en voz baja

Las Choras del Puerto dijo...

¿Cual crees que es la reencarnación más representativa de Jorgito? encuentralas en nuestro y vota.

http://www.laschorasdelpuerto.blogspot.com/

Simplemente, Moncho® dijo...

Puta que la cago el Roberto, si no va a ser ni el primero ni el ultimo....

pobre gato...

no como mas conejo

un abrazo

Monchito

clauarroyo dijo...

A mí que me encanta el conejo escabechado, después de esto creo que no lo pediré nunca más.

Saludos.

psichodelyka dijo...

que linda la cancion
de hecho no caxaba que escuchar ahora...y se me iban las ideas
y paf un tema acorde a la hora
espero que estes bien...
no voy a opinar sobre el tema...pk estamos en proceso de reconstruccion social
por lo tanto dejare un tiempo antes de hacer analisis como los de antes
jajaja
que estes super
xau


De Quino
Si le parece que una de las fotografías de este blog le pertenece y le molesta que esté aquí, hágamelo saber y se removerá, así tal cual como por arte de magia.