viernes, 4 de julio de 2008

Orgullo y Prejuicio.

Foto de Cig Harvey


¡Bien lo de Ingrid Betancourt! Hace un tiempo una chica colombiana se extravió pasando por acá y estaba en una cruzada por la causa (¿quién no?) de la liberación de los secuestrados por las FARC (Sí Hugo Chávez, son secuestrados no “prisioneros”), me alegro por los rescatados y por todos los colombianos, me satisface que esto venga del presidente Uribe y no del charlatán de los petrodólares. ¡Stop!

El panorama político del país está como el aire de Santiago. Si el asunto no es ilegal todo bien, los chilenos nos caracterizamos por ser tan (ese “tan” lleva una entonación “Taaan”) legalistas, para todo necesitamos una jodida ley, no existe ética, no existe sensatez, todo vale para alcanzar un fin ¡Qué chanta, puaj!, ¡Stop también!

-------- (rayita de cambio de tema)-----



Ayer cuando volvía de ir a comprar en mi hora de almuerzo, me detuvieron unos mormones, eran súper cordiales y además harto guapos; obvio les presté algo de atención pero de esa que uno presta y no sabe por qué carajos se detiene (en realidad si lo sé), entonces uno de los tipos, con el típico acento gringo, me dice :
Usted se pregunta, ¿por qué sufren las personas buenas?,
Sí,(respondo), obvio
Y sigue: ¿Cree usted que los mandamientos lo llevan a alcanzar su propósito en la vida?
Lo miro con cara de situación y le digo: Uy, debo volver a trabajar…

Es que mis preguntas hacía él no irían para ese lado, pensé; lo que sí me pregunto es por qué la catedral mormona, que está un poco más allá, se ve con el Google Earth como una gran de cruz, es: ¿para que Dios la vea? o ¿para que algún piloto la vea?
Pero para qué preguntar obviedades a unos chicuelos tan lindos ¿cierto?, si se parecían al angelito con la trompeta que tienen en el tope de su catedral.
Me preguntaron dónde vivía para que me visitaran,
¡Guau! Pensé - me vi como esos viejos frescos que creen que pinchan con la niña del café con piernas y me dio un poquito de plancha que me vieran con cara de fresca escuchando a los Elders en cuestión, justo afuera de la Universidad Finis Terrae - Es que no estoy nunca en casa. Respondí para dar la cortada.
Bueno, si quiere alguna respuesta a sus preguntas la puede encontrar en esta dirección de internet,
y me regalaron una estampita bien linda con un Jesús parecido a Chuck Norris junto a un coro de angelitos tocando la trompeta dorada.
No creo que ahí estén mis respuestas pero les agradecí la preocupación por mis dudas existenciales.

8 comentarios:

Jorge Luis Freire dijo...

lost in translation es una de mis peliculas favoritas. la he visto como 6 veces. me encantaría tomarme un trago con esos personajes en un hotel de mierda y hablar tonteras mientras los días pasan.
antonieta, en cambio, me pareció bastante mierda. es demasiado fashion y fría. no tiene nada de la calidez de lost...

buena bitácora.
saludos.

Daniel dijo...

Por lo que leí no quisiste pecar con esos angelitos rubios, jaja.
Saludos

clauarroyo dijo...

Que divertido cuando adolescente tenía unas amigas que morían por esos gringos de hecho te diría que los acosaban duramente porque la iglesia quedaba a unas cuadras de la casa de mis papás. Laverdad es queahoraencuentro atractivos a los rubios, pero en ese entonces me cargaban. Ahora veo a estos chiquillosy podrían ser mis hijos hace 25 años no. A nadie le hace mal fantasear por un rato ¡jajaja!

saludos , capaz que te visiten

franco ferreira dijo...

Me gustó mucho tu post. jeje. eso del jes´sus con cara de Chuck Norris está notable. Y, además, habla muy bien de ti el agradecer que se preocupen por tus dudas existenciales.
Yo una vez hablando con un par de elders ejercité mi escaso dominio del inglés. Cuando me preguntaron a qué me dedicaba, les dije que era periodista y como no entendçain, señalé en su lengua: I'm a journalist. Jejejeje. Me sentí tan cosmopolita.
Cuidate mucho. Nos seguimos leyendo ;)

La Gran Arcada dijo...

el padre de una amiga es pastor evangélico y no he conocido ser humano más latero que él. Cierta vez estábamos llegando a su casa y vimos a un par de mormones en la misma cuadra, me les acerqué y les dije que en esa casa estaban muy necesitados de guía espiritual, sus rostros se iuminaron y partieron casi corriendo a tocar el timbre. Me quedé mirando como hablaban y hacían aspavientos hasta que después de mucho rato los mormones lograron escapar, mientras el padre de mi amiga los seguía gritándoles sus últimos argumentos e invitándolos a pasar de nuevo por su casa cuando quisieran

nunca más volví a ver algo así

| - eaM* dijo...

JAJAJA!.Me hiciste recordar una mañana de sábado en que después de un carrete me paseaba por la casa, y de repende me encontré con dos rubiecitos formalmente vestidos, y con unos maletines... Y mi hermana (menor)sentada con ellos escuchandolos súper concentrada (zaaa!).

Los que me cargan un poquito más son los evangélicos - Uy,perdón si alguien lee esto, es sin ofender - Pero son tan lateros y bulliciosos. A toda acción, viene un típico "amén" o "arrepiéntete". No, tanta restrictividad no va conmigo. Además, se mandan la desubicada de cantar afuera de dormitorio los domingos por la mañana.


Un abrazo para tí y Matilda.

Mae.

Jaime Ceresa® - Cambia tu link a http://revistalapagina.com dijo...

Jajjajajaja...morí con tu diálogo con los mormones...yo por lo mismo corro, evito pescarlos..me hacen sentir basura con eso de los pecados..ajajjaja

Un abrazo.-

Moncho® dijo...

derepente aparecen en mi casa, pero como soy todo un caballero no salgo...

quizas q les diria...!!!

un abrazo

Monchito


De Quino
Si le parece que una de las fotografías de este blog le pertenece y le molesta que esté aquí, hágamelo saber y se removerá, así tal cual como por arte de magia.