miércoles, 21 de enero de 2009

Cuídate de lo que deseas

Foto de Sebastião Salgado, "Day of the Dead in San Vicente Nautec Ecuador", 1982



A veces siento que camino en círculos sin recordar la razón de mi partida, el asunto es simple: desear la muerte de otro debe ser malo o debiera. Siempre he pensado que la felicidad no es alcanzable para los que se sirven del dolor ajeno para lograrla, luego medito sobre estas supersticiones que me crean convicciones, y pienso que estas convicciones son reafirmadas por mí haciéndolas realidad.
Si esa persona que no justifica su vida en este mundo, desapareciera; varios lo lloraríamos, me incluyo, ¡qué insólito! Pero a la vez estaríamos conscientes que no se están dañando más personas como fuimos dañados nosotros. No puede ser concebible que existan personas que consumen oxigeno y traten de arrebatar el alma de quienes lo rodean simplemente porque sí, porque debe servirse de ti para proveerse de su comburente. He llegado a dudar que exista humanidad en ese ser, que arruga como papel viejo el corazón inocente de quienes ha conquistado con sus lágrimas falsas y adorable atención, es como el animal que seda y seduce a su víctima para luego engullirla y la víctima, cual insecto en la red, se queda ahí para ser vaciado hasta perecer.

4 comentarios:

Sabina Atalaski dijo...

Amiga... lo he leído varias veces y recién soy culito de comentar. Porque además, como un deja vú, pusiste una frase que siempre digo: "Ten cuidado con lo que pides, el destino podría dártelo".

Juuuuuertes declaraciones. Me da hasta pudor. Yo pienso que todos tienen una razón para existir... aunque sea simplemente para que uno aprenda una lección.

Aunque también por conocimiento de causa creo que de ciertas personas más vale alejarse (incluyendo a la familia cuando aplica). Uno debe elegir con quien quiere compartir su metro cuadrado.

Un abrazo y ya sabe... estamos acá para cualquier cosa.

Mi niña...

Camila Mardones.- dijo...

Con respecto a sus dudas si seguir escribiendo;
NO DEJE DE HACERLO!
habemos muchos que disfrutamos de espiar por aquì...
aunque a mi tambièn muchas veces me dan esas ganas de eliminar todo y dejar de hacerlo, pero la verdad no puedo.

Besos enormes en estos tiempos de tan poca calma.

Y como decìan en una pelìcula que me gusta mucho;
"No te aferres a nada que abandonarìas a los 5 minutos si las cosas se ponen malas".

Un beso enoorme!

Camila Mardones.- dijo...

Besitos de hielo.

clauarroyo dijo...

Me he puesto al día y me encuentro con que quieres arrugar dejando de escribir. No lo hagaS TU BLOG ES MUY BUENO. Creo tambien que hay que alejarse de lo que consideramos negativo, mas vale mantener distancia de lo que nos hace mal.

Saludos.


De Quino
Si le parece que una de las fotografías de este blog le pertenece y le molesta que esté aquí, hágamelo saber y se removerá, así tal cual como por arte de magia.