lunes, 22 de junio de 2009

Aspirina es la píldora para el electorado

Imagen: De la época victoriana (1837-1901), era en la que aún permanece parte del parlamento chileno.

Hace unos días leía con mi hijo un capítulo de La Historia de Chile de Villalobos, sobre cómo encontraron los españoles a los pueblos precolombinos desde Arica hasta Cabo de Hornos durante la conquista. Como introducción al estilo de vida de los asentamientos que adoptaron la agricultura como medio de subsistencia, explicaba el autor que la razón por la que los pueblos pasaron de bandas a tribus, era que se necesitaba más mano de obra para las diversas labores que involucraba el agro. El orden jerárquico cambió, y la tribu pasó a obedecer al jefe de la tribu que organizaba el trabajo.
Cuando pienso en las razones que tuvieron los 36 diputados de la Alianza por Chile para limitar la entrega de la Píldora del Día Después (PDD) en los consultorios, _limitación donde además querían incluir al DIU_ me parece que el asunto tiene un matiz económico del todo. Es sabido que la PDD no puede ser considerada abortiva pues no se ha comprobado que así sea, no se llegó científicamente a esa conclusión. El Tribunal Constitucional al aceptar, sin bases científicas, la proposición de los 36 diputados aliancistas, trajo como consecuencia que La Contraloría General de La República, este 18 de Junio, ratifique la prohibición de entrega en los municipios de la PDD a la población de menores ingresos. En la actualidad la píldora se vende con receta médica en farmacias, donde el que posee recursos para pagar una consulta médica y adquirir la pastilla, lo pueda hacer (costo aproximado del trámite $20.000 + o -), no así la mujer pobladora que ante una relación sexual sin protección, ruptura de preservativo o violación; no tiene posibilidad de ir al consultorio, perteneciente a la Red de Salud Pública para solicitar la entrega del fármaco al médico que la atiende.
En un país donde: la cifra negra de abortos en condiciones insalubres al año es altísima, los hijos no deseados son abandonados en la vía pública o madres desesperadas toman medias extremas; la PDD era una opción para que por lo menos alguno de estos casos disminuyera.
La única finalidad de estas insólitas medidas prohibitivas, es el aumento de la natalidad de hijos no deseados en lugares pobres, a modo de mantener el círculo de la pobreza, por no acceder educación digna, y obtener así: la bienvenida mano de obra no calificada y barata. Mientras mayor sea el número de mano de obra no calificada que se oferte, más posibilidades hay que ésta acepte trabajar en pésimas condiciones y por el dinero que sea.
Lamentablemente estos 36 personajes que están en el parlamento gracias al Sistema Binominal, permanecerán con su coherencia económica ¡Bah, perdón! moral, a pesar que su candidato presidencial diga: "Soy partidario de restablecer la distribución de la píldora del día después en lo servicios públicos de salud", utilizando lo ocasionado por su conglomerado como plus de propaganda electoral, para no desentonar con lo que la mayoría de la población apoya.

2 comentarios:

Julieta Urbana dijo...

Estoy muy de acuerdo con lo que planteas, y yo creo que no exagero si digo que es una nueva forma de exclavitud. Porque, explícame por favor como lo haría alguien que quiere arrendarse un departamentito de un ambiente y pagar sus gastos con 160 mil pesos mensuales. No se puede... Es terrible.

Saludos.

Sabina Atalaski dijo...

Más de acuerdo no puedo estar. Lo que me enxuxa es que pa que esta sarta de weones tenga mano de obra barata, tienen que cagarse de hambre esos mismos que después trabajarán por el peso y la chaucha.

Oiga, qué bacán hablar con usted hoy. En serio.

Un abrazo de su proveedor estrella, jajaja


De Quino
Si le parece que una de las fotografías de este blog le pertenece y le molesta que esté aquí, hágamelo saber y se removerá, así tal cual como por arte de magia.