jueves, 13 de agosto de 2009

Peluquería

Imagen: "Devils Haircut" is a single by Beck, taken from the album "Odelay." desde http://dic.academic.ru/dic.nsf/enwiki/3336325

Así como hay gente que no logra encontrar al amor de su vida, a mí me sucede algo similar con el peluquero. Entrar a una Peluquería se convirtió en una experiencia, que por lo general decanta en un desenlace dramático. He llegado a pensar que el problema es mío, de hecho debe serlo. Cuando verbalizo: “Córtame a lo más 1 CMS”, el mensaje que recibe el peluquero es: “Corta lo más posible, de modo que desaparezca todo lo que consideres imperfecto. No importa que mi pelo quede muy corto”.
Existe un problema de conceptos, yo necesito que alguien ejecute en mi pelo, algo que podría hacer yo, pero como carezco de visión de 360°, ni soy un búho, me es difícil lograr.
La última vez que fui a la Peluquería _ será como hace seis meses_ le pedí a la peluquera que me hiciera unas mechas. Me respondió que no podía (respuesta que les sale casi habitual) porque tenía alguna coloración. Situación que no recordaba tener desde hace un par de años, pero le creí.

- Entonces, qué me puedo hacer.
- Tienen que ser visos.
- ¿Cuál es la diferencia?
- La decoloración.
- No tengo problema con ello, lo único que me importa es que no queden muy claros.

Resultado: Visos Claros.
Como se dio cuenta de la situación, me dijo que no los arreglara yo, porque podía dejar un desastre, que volviera con ella si no me parecían.
Con el temor del desastre y peor aún: el volver con ella. Terminé aceptando mis visos.

Al pasar el tiempo el crecimiento empezó a afectar los visos, por lo que fui donde otra peluquera, a la que le pedí me hiciera visos más oscuros. Ella me dijo que no podía, que debía teñir y luego hacer los visos. Como andaba con mi compañera de tres años, que debía almorzar a lo más en una hora más. Le dije que lo pensaría y luego volvería.
Fui donde otra peluquera y le pedí lo mismo: Visos oscuros. La segunda peluquera me respondió que tenía mucha gente, que volviera a las 3:00 PM.
Como creo en las señales de nos da el cosmos, tomé la mano de mi súper amiga y me dirigí a la Farmacia. Pedí la carta de coloración, para no extenderme más, a las 3:00 PM. tenía el pelo castaño chocolate. Los visos claros, adoptaron un tono más suave, y quedé como quería.
Luego de la coloración, me corte la chasquilla (flequillo) y ayer me saqué un poco de pelo. Creo que no intentaré más la Peluquería, dejaré mi pelo libre y si las puntas se maltratan las recortaré. Quizás a veces no hay que insistir en las relaciones ni en las afinidades.


2 comentarios:

Corto Maltes dijo...

Encontrar un peluquero que entienda lo que queremos y lo ejeute a la perfeccion es mas dificil que encontrar oro tirado en la avenida. En el caso de los hombres es igual aunque en general no nos hagamos tantas cosas como se hacen las mujeres.

Sabina Atalaski dijo...

Es como leerme a mi antes de encontrar a mi Luli maravillosa.

Si quieres te doy el dato, porque ella de verdad que entiende y hace las weás que corresponden.

Aparte de eso, es una mina con tema con la que te terminai por hacer amigui... bacán.

Avisa por el interno y vamos cuando querai (y es barata, porque es por la casa mía).

Besitos despelucados!


De Quino
Si le parece que una de las fotografías de este blog le pertenece y le molesta que esté aquí, hágamelo saber y se removerá, así tal cual como por arte de magia.