lunes, 6 de octubre de 2008

Pide al tiempo que vuelva...


Foto de Susanne Walstrüm


Hijos.
La cosa no es simple, los hijos nacen no dejan dormir, se adaptan a uno, luego quieren justo lo que no tienes y es una joda conseguir, da lo mismo se busca; no se puede conceder mucho para no malcriar. Se deben estimular para que se vayan desarrollando, se les debe proveer de herramientas para que se puedan defender en el mundo y así como de un día para otro te encuentras de frente a hablar de sexualidad seriamente; sin duda es un ejercicio que los padres vamos tocando siempre de a poco, pero llega el momento en que estás ahí, ¿qué cresta se hace?


Mi Puntito.
Como todos los veranos este año mi hijo fue a una poética playa del litoral central, donde sus abuelos paternos lo convidan. Como sé que la persona que queda a cargo de él es su tía de 19 años, obviamente fue por unos pocos días, luego hice gestiones para que fuera con mi tía y mis primos de su edad a la hermosísima Cuarta región (marketing), particularmente a la Herradura, donde mucho “chipe libre” no tendría. Al regresar de las vacaciones con la familia del padre, pasaba la aspiradora por su dormitorio y saqué la maleta debajo de su cama, carajos no sé para qué, pero era para ordenar; el asunto es que me encontré con una caja tamaño jumbo de condones, la que estaba desocupada. ¡cuac! Sensación de patá en la guata. Ni el más casanova podría haber utilizado tantos, pero en fin me quedó la duda:
¿Será mi hijo de 15 (en esa fecha) sexualmente activo?
¿Será tan sexualmente activo?
Y es que mi “Puntito” Negro, no puede ser, si era ayer nomás cuando me hablaba y me relataba el partido de fútbol completo donde él siempre era el héroe goleador y me jodía para que le comprara la pelota de fútbol más “choriflai” y ahora… (goleador-pelota-choriflai)
No, no puede ser.

Bienvenida realidad.
Como todo debe terminar, comenzaron las clases y su exigido mundo se colmó de actividades además que para mi suerte estudia en la tarde y por las mañanas hay que despertarlo con el Orfeón de Carabineros junto a su velador, debido a todo esto supuse que su “actividad” (de existir) obligatoriamente debía apaciguarse, lo que es tapar el sol con un dedo.

El fin de semana entre talla y talla, admitió que pololeaba

- ¿Cómo se llama? Le pregunté (como si eso me calmara)
- Bueno y qué te importa, me respondió.
- Me importa, ponte tú que soy tu mamá.
-- debía averiguarlo—
- Ya no me digas, la media cuestión…
Claro que es una gran cuestión ¿qué yegua será?
Y lo averigüé, pero no me sirve de mucho saber que se llama Katty, en realidad nada de lo que sepa me servirá mucho.

Dados los sucesos, el domingo fue momento de tener “aquella” Charla, ¡Qué complicado!:

“Hijo, tú sabes que de comenzar tu actividad sexual, te debes cuidar y cuidar a la persona con quién estás (principio básico), que la sexualidad puede ser muy buena pero es una acto de mucha responsabilidad y para eso debes usar SIEMPRE condón”.

El uso de condón es un asunto que muchos adultos siquiera consideran pero que a lo chicos se les debe inculcar como principio y repetirlo, repetirlo, repetirlo…

“Sí mamá, sí lo sé”

Así que deberé ir hoy mismo a comprar un stock de condones como para que no falte, si se requiere, supongo que los sabe utilizar pero como no debo suponer nada, deberemos buscar su “platanix” para practicar, esto no es fácil es como desdoblarse pero alguien lo debe hacer, quizás haga el loco pero me importa un corcho, dudo que lo de las JOCAS se haya hecho además que no se debe contar con que el colegio enseñará algo así y menos el colegio donde él estudia que sí son organizados, de su colegio fue un video de una chica bailando en cintas, (esa weá no era traje) pero para qué me voy a hacer la “cartucha” si los medios bombardean con cosas aún peores.
Por otro lado está la “responsabilidad del eyaculador”, esto sí que me costará tratarlo pero es lo que más clarísimo debe quedar, concepto medio ignorado en algunas generaciones que se sorprenden tanto de embarazar, cuando eyaculan sin ningún resguardo ¡Insólito!
Pero en fin, así se me vienen los días…

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ayy my dog!!! lo que me espera en unos años... mi hijo va a cumplir 4años, y por las cosas que dice y pregunta creo que voy a tener que ir armando rapido unos cuantos speachs.
Que trabajo el de los padres eh¿!
Seguro que si pagaran por ejercerlo no sería tan minucioso y grande a la vez.

besos

Maria
http://www.versionsubjetiva.wordpress.com/

Daniel dijo...

Y a esta edad recién le vas a hablar de sexo? En mi caso a eso de los 10 años ya me habian hablado harto del tema (bueno, siempre de acuerdo a la edad que tenía).
Saludos

PD: Ya actualizamos el Deportero con una nota sobre Lucas Barrios. Visitanos en http://eldepoterochile.blogspot.com

Vero Lostberry dijo...

Daniel: Bueno uno siempre habla de sexo con los hijos, aunque no sé si el uso del condón sería adecuado a los 10 años...¿Quién enseña esto además de los padres? en mi caso la fecha de la brújula no indica el norte sólo me indica a mí.

yus dijo...

debiesemos hacer un grupo de autoayuda de madres con hijos adolescentes o preadolescentes y padres lejanos... pffff... es dificil el asuntito, yo ya lo veo venir.

Un vicio mas...Tu vicio. dijo...

Me gusta la idea del grupo de autoayuda, ya que nunca estan demas ideas nuevas para afrontar un tema determinado....aunque en mi caso no tengo hijos, creo que serria de buena ayuda para las involucradas/os....

Me gusto el tema, y me imagino que fue sorpresa la tuya cuando encontrastes la caja de preservativos...en mi caso creo que mi mama nunca tuvo la posibilidadd de encontrar algo asi, pero igual me dio lata cuando a los nueve años (creo) me encontro las revistas pornos, jajaja...

saludos, espero que puedas llevar de mejor manera todo eso, y nada, que sepas que me imagino que no existen recetas para esto, solo existe el sentido comun de cada cual...

abrazos...cuidate....

Sabina Atalaski dijo...

Xuuuuu... te entiendoooo!!!! Una cuhtión es haberle hablado de sexo a los brocacochis y otra cuhtión muy re distinta es que TU brocacochi esté en ésas ya...

Yo he estado aplicando la táctica de... yo te entiendo, todas fuimos iguales, si te agarra una pechuga es algo de ustedes, sólo quiero que entiendas que debes cuidarte y él también... las guaguas son re lindas, pero de leeeejos y las enfermedades de transmisión sexual, de más lejos por favorcito!!!!

Y una igual anda con el traste a dos manos... hasta que yo creo que lo asume ¿no?

¿cuándo un helado del Filippo? a ver si nos ponemos de acuerdo un día.


De Quino
Si le parece que una de las fotografías de este blog le pertenece y le molesta que esté aquí, hágamelo saber y se removerá, así tal cual como por arte de magia.