miércoles, 18 de febrero de 2009

Viaje.

Imagen de William Eggleston

Cometió el error de no fechar su pasaje de retorno, en temporada de vacaciones es casi imposible encontrar un cupo en algún bus a Santiago un día domingo, si no se ha reservado con anticipación. Lo único que había disponible era una empresa de buses que dejaba de pasada gente en Santiago y luego seguía rumbo al sur, al no tener más opción abordó el vehículo de aproximadamente unos 20 años de antigüedad. Al subir le abofeteó el olor a ebrio, comida condimentada y alguna otra cosa que prefería no determinar; rápidamente se sentó en el lugar que le correspondía, trató de abrir la ventana, eso alivió un poco el nauseabundo ambiente, se propuso ignorar el entorno aunque fuera casi imposible, cerró los ojos colocó el libro que leía en su nariz de modo de aislarse lo más posible, de pronto escuchó diferentes ruidos, provenientes de distintos reproductores musicales portátiles que varios pasajeros utilizaban como "moda" sin audífonos,
¡Qué horroroso! se dijo a sí mismo.

La persona sentada a su lado lo miró sin comprender.

Exhaló exageradamente al sentir que el bus se comenzaba a mover, no habían recorrido 100 metros cuando el chofer se detuvo y caminó por el pasillo, gritando:

"¿Quiénes son? Entrégame la botella, no se puede beber acá, pásame todo el copete que llevas"

-No se escuchaban las voces de respuesta sólo risas de borrachos-

“Sí guevón, yo me tomaré tu copete”, le gritaba el chofer mientras avanzaba por el pasillo, abrió la puerta y botó las bebidas.

Luego el bus comenzó a avanzar, solucionado el incidente volvió a cerrar los ojos y recordó un pasaje del libro que estaba leyendo, no lo había comprendido hasta ese momento, incluso lo había considerado una exageración clasista de un dandy:

“¿Han experimentado ustedes, cuando su curiosidad de paseante les ha metido en una algarada, la misma alegría que yo al ver a un guardián del sueño público _ policía o municipal, el verdadero ejercito_, maltratar a un republicano? Y como yo, ustedes se habrán dicho en su corazón: Maltrata, golpea un poco más fuerte, aporrea, aporrea, municipal de mi corazón; porque en ese aporreamiento supremo, yo te adoro, y te juzgo semejante a Júpiter, el gran justiciero. El hombre a quien tú golpeas, es un enemigo de las rosas y de los perfumes, un fanático de las herramientas. Es un enemigo de Watteau, enemigo de Rafael, un enemigo encarnizado del lujo, de las bellas artes y de las bellas letras, iconoclasta jurado, ¡verdugo de Venus y Apolo! Él no quiere trabajar, humilde y anónimo obrero, en las rosas y en los perfumes públicos; quiere ser libre, el ignorante, y es incapaz de fundar un taller de flores y de perfumes nuevos. ¡Aporrea religiosamente los omoplatos del anarquista!” **

De pronto estas palabras tomaron sentido en él, no sintió ni el mínimo de culpa al desear mal: "Todos estos malparidos, debieran desaparecer de la faz de la tierra y ojalá que dejaran “six feet under” su repugnante hedor y que en vez de cruces, sus tumbas llevaran como insignia los reproductores musicales del demonio que estos patanes utilizan para irrumpir a lo menos 3 metros a su rededor". Mientras dormitaba, maldecía, su odio infinito para esa gente, que por las necedades del destino compartieron por un momento su espacio, lo extenuó.

El estruendo lo despertó, todo fue muy rápido de pronto el silencio se hizo eterno.


"Aló, ¿Carabineros?, un bus cayó por un barranco… mientras conducía por la pista contraria, vi el accidente, un animal se cruzó en la autopista y el conductor por esquivarlo, perdió el control del vehículo cayendo a más de 5 metros… por el estado del bus, sería un milagro que alguien haya sobrevivido".

** Charles Baudelaire, recogido por R. Hervás, lugar citado, p.17

7 comentarios:

Vigi dijo...

wow

La Gran Arcada dijo...

que lindo
Todos esos Brians y Byrons cayendo al acantilado al ritmo de

es eeel amor
se nos escapa en el airee

Te lo dice...
La Noche

mi dama

Blood dijo...

Y pensar que se podría haber usado todos esos terabytes de memoria en rock y blues. Qué pérdida, no somos nada... sin música, claro...

Saludos sangrientos

Blood

Moncho® dijo...

Hola linda...
asi que tuviste unas vacaciones mas cortas que ... de gato...

jajajaja

bueno es lo que hay

un abrazo

Monchito

yafi yofer dijo...

me gusto el fondo black de tu blog parece que no pasaba hace tiempo...

Zaludos vacacionales aun.

Camila Mardones.- dijo...

Se extravió;

Tan desaparecida, así que en mantención?
No sé si me gustó más el texto, o la preciosa foto.
Un besito grande Lostberry.

Besitos.

Julieta Urbana dijo...

Aquí se cumple mi hipótesis de que febrero pone a la gente a escribir cosas depresivas, este es el quinto blog que visito donde el último post dice cosas demasiado tristes...

Saludos.


De Quino
Si le parece que una de las fotografías de este blog le pertenece y le molesta que esté aquí, hágamelo saber y se removerá, así tal cual como por arte de magia.